Encuentro Dance Futures: Crear programas de transición para bailarines

La Presentación de las jornadas para la creación de un Programa de transición Profesional en España

“No es un lujo. Es una necesidad”

 

El encuentro de Madrid, que se ha desarrollado en el auditorio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte durante los días 20 y 21 de marzo, ha tenido como objetivo central plantear las necesidad de implementar en España un modelo de transición profesional para las bailarinas/es atendiendo por un lado a las realidades personales de bailarinas/es que han transitado y por otro valorando modelos que ya sea  desde el mundo del deporte en España o desde el de la danza en otros países europeos sirven como ejemplos a tener en cuenta antes de planificar un modelo propio.

Los casos personales: retrato de una situación laboral precaria

Los testimonios de distintas bailarinas/es españoles que han transitado o han deseado hacerlo hacia otro empleo ya sea por cuestiones laborales, dada la inestabilidad y precariedad de nuestro sector (José Triguero, bailarín y coreógrafo) , ya sea por circunstancias derivadas de lesiones físicas que han adquirido a lo largo de su vida laboral como bailarinas/es (Manuela Nogales, bailarina, coreógrafa y pedagoga española)o por la imposibilidad de seguir, según casos específicos de tipos de danza, retratan una perspectiva desalentadora para las futuras generaciones de la profesión, muchas veces con carreras alentadas por las características artísticas y el placer de realización, pero sin embargo sin una visión en perspectiva de las características laborales de la profesión y de las necesidades específicas derivadas de ellas.


Otros testimonios que han sido importantes en el encuentro son la de bailarines/as que desarrollan su actividad en España o en otros países de Europa y que sin embargo, al estar en este momento en estos países o al haber desarrollado parte de su vida laboral en estos, contribuyen, siguen contribuyendo o han adquirido derechos por haber contribuido a los modelos de transición profesional que estos países desarrollan (José Carlos Martínez, bailarín, coreógrafo y Director artístico de la Compañía Nacional de Danza de España; Seh Yun Kim, bailarina de Corea del Sur y forma parte de la Compañía Nacional de Danza de España como bailarina principal; Alberto Villanueva, bailarín español que trabaja en Introdans, una compañía situada en Holanda).
Estos testimonios en su conjunto han puesto de manifiesto la importante necesidad de abordar y poner en marcha un modelo de transición profesional para los bailarines/as en nuestro país, contrastando la vulnerabilidad de nuestras trabajadoras/es y al mismo tiempo la posibilidad y la efectividad de los modelos ya existentes en nuestro entorno europeo.

El modelo del deporte de alto rendimiento español como un ejemplo a tener en cuenta

En la búsqueda de modelos que puedan darnos pistas sobre cómo abordar la complejidad de estas transiciones laborales, ha sido muy destacable la intervención de Susana Regüela, quien trabajando en el Centro de Alto Rendimiento(CAR) de Sant Cugat del Vallès, exponía cómo desde los ochenta se había trabajado e implementado  un modelo integral de transición para las/os deportistas, que entendía la transición no como el momento en el cual los deportistas tenían que abandonar su trabajo en el mundo del deporte sino  como una atención desde el inicio de su entrenamiento desde la niñez, donde se comprendía un acompañamiento integral y vital, en los ámbitos laborales, académicos  y psicológicos.
Si bien el modelo de los CAR plantea divergencias con la naturaleza de la vida del bailarín/a, es sin duda este sentido integral de la vida educativa, laboral y psicológica, esta idea de acompañamiento que de manera general se ha querido rescatar para el mundo de la danza.

Casos europeos: modelos distintos pero efectividad contrastada

Ha sido a través de la FIA, de ConArte, de Danza-T y del empeño también de César Casares (Profesionales de Madrid, ConArte y Danza-T) que hemos podido conocer y contrastar los modelos de los Países Bajos (Paul Bronkhorst, Presidente de IOTPD - International Organization for the Transition of Professional Dancers- y Director ejecutivo de Omscholing Dansers Nederland, Programa de Transición neerlandés), Francia (Agnès Wasserman, Directora de los recursos profesionales del Centro Nacional de la Danza (CND), y Xavier Timmel, sindicato  SFA), Gran Bretaña (Jennifer Curry, Directora ejecutivo de Dancers’ Career Development, programa de transición británico), Alemania (Sabrina Sadowska, Presidenta del Stiftung TANZ - Transition Zentrum Deutschland, sistema alemán) y Hungría (Tamás Topolanszky, bailarín, pedagogo y coreógrafo húngaro, impulsor del nuevo modelo húngaro en proceso de creación), de boca de los gestores y en la mayoría de los casos impulsores de estos modelos de transición profesional.
Podemos observar formas distintas en la manera de conseguir recursos, en las prestaciones establecidas y susceptibles de disfrutar por las bailarinas/es, en la forma jurídica de las entidades gestoras de los recursos, pero de forma general hemos contemplado modelos que vienen a responder a una necesidad básica ligada a nuestra profesión y que devuelve con éxito los valores que estos profesionales han adquirido durante su periodo laboral como bailarines/as a muy diversos contextos laborales.
Podemos contemplar pues varias perspectivas que alimenten la creación de un modelo español que al mismo tiempo que se nutra de todos estos ejemplos, responda a las características laborales, formativas y de marco jurídico de nuestra realidad.

La problemática del reconocimiento de las enseñanzas profesionales y superiores de la danza en España, elemento indispensable para la transición profesional

Tanto interpelando a la responsable del INCUAL (Virginia Casado Marcos, INCUAL Instituto Nacional de Cualificaciones) o al Subdirector general de Ordenación Académica  del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte(José María Cabello Sáenz),  como recogiendo y comparando nuestros estudios oficiales con otros estudios de formación profesional superior o universitarios, se ha encontrado imprescindible no ya sólo una equiparación, sino un reconocimiento de pleno derecho de nuestras titulaciones en el catálogo de titulaciones nacionales. Nos encontramos con la titulación del Grado Profesional de Danza que a pesar de recoger alrededor de 3.800 horas lectivas no tiene el valor de titulaciones de Formación Profesional de Grado Superior (Meces 1) que en muchos casos no llegan a 1000 horas lectivas. En el caso del Grado Superior de Danza, existe la necesidad de equiparación como Grado a todos los efectos (Meces 3), lo que posibilitaría no sólo el reconocimiento de competencias si no también resolver las dificultades para realizar Másteres y Doctorados que las demás titulaciones de Grado no tienen.

El estatuto del trabajador/a de la cultura, un pacto político alentador

Después de meses de trabajo en la Subcomisión de Cultura, creada para ello en el Congreso de los Diputados en respuesta a una PNL presentada por el grupo confederado Unidos Podemos, y ya en su momento sugerida por el sector y donde durante estos meses se ha ido recogiendo los puntos de vista de los agentes del sector con sus aportaciones, se vislumbra un pacto de consenso de todos los grupos parlamentarios para la redacción del Dictamen final en los próximos meses que después deberá ser recogido por el Gobierno.
Es inusual ver a un diputado del PP (Miguel Lorenzo, diputado por A Coruña) junto a una de Unidos Podemos (Rosana Pastor, diputada por Valencia) hablar de un consenso a nivel estatal. Aunque este dictamen no deja de ser una recomendación para el gobierno, el consenso creado entre los grupos es al menos alentador  para un sector, el de la cultura, que ha sido utilizado muy a menudo para batallas políticas al mismo tiempo que en su seno se alimentaba y crecía la precariedad.

Hacia un modelo español de transiciones profesionales de las/os bailarinas/es

Si bien durante los días 22 y 23 de Marzo se va a seguir desarrollando un encuentro para establecer las bases de un programa español de Transiciones Profesionales para bailarines/as, el encuentro hasta el 21 planteaba ya las dificultades que se va a encontrar en su construcción. Desde el ámbito institucional, requiere la participación por un lado de Educación, Cultura, Empleo y la Seguridad Social y por otro de las distintas comunidades autónomas. Desde el ámbito de la financiación, plantea la necesidad de establecer quienes son los agentes que van a participar, apostando por una financiación pública, una financiación derivada de los propios contratos de las/os bailarines, una financiación de mecenazgo o una financiación mixta que pueda contemplar las tres opciones. Siguiendo los modelos europeos se planteaba desde el ámbito legal (Sara Mora, abogada, asesora legal de ConARTE, ponente ante la Comisión para el Estatuto del artista sobre condiciones laborales y de seguridad social) las posibilidades de Mutualidad (suscribiéndose individualmente y sustituyendo la Seguridad Social), la Fundación Tripartita (como la contemplada en la Ley de la Dependencia) o el uso de la Comisión Interdepartamental que establezca un lugar de inicio para la gestión de los recursos con carácter estatal.
En el empeño de que se marque el modelo a seguir en el caso español, se comprendió que debía establecerse un órgano independiente para la gestión de los recursos e implementación de los programas y que este trabajo debía realizarse con la participación de los agentes asociativos y sindicales de todo el Estado, antes de que se consiguieran los recursos. Es por ello, que Danza-T, como plataforma estatal donde están representadas las asociaciones profesionales de las distintas autonomías debe ser ahora el lugar a través del cual sentar las bases de una hoja de ruta clara y efectiva para este propósito.

Seguimos trabajando y por ello ya os anunciamos la mesa sobre Transiciones Profesionales que organizamos para el próximo día 13 de abril a las 10h, en la Nau de la Universitat de Valencia, dentro de la programación de Dansa València.

 

 

El contenido que se ofrece en esta web requiere una constante labor de actualización que, en ocasiones, no es posible ofrecer. Si quieres conocer más sobre alguno de los temas que aparecen, ponte en contacto con la APDCV

Aviso legal

  • Logotipo del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música - Ministero de Cultura
  • Logotipo de CulturArts
  • Logotipo del Ayuntamiento de Valencia
  • Logotipo de SGAE
  • Logotipo de AISGE - Artistas Intérpretes Sociedad de Gestión
  • Logotipo ConArte
  • Logotipo Danza-T